Inicio > En general, Magic, Personal > Las relaciones y Magic

Las relaciones y Magic

Imagen del meme Alissa Bereznak encontrada en quickmeme.com

Hoy mi novia me pasó el link de un artículo en Alt1040 titulado “Observatorio de memes: Alyssa Bereznak y su cita con un jugador de Magic“, el artículo a su vez reseña el meme que se a creado en honor a una escritora en Gizmodo cuya publicación (click aquí) ha insultado al peor de los oponentes en el mundo, la clase de persona que tiene suficiente ingenio como para ganar incluso cuando nadie cree en esperanzas: ¡un campeón de MTG!.

Pues bueno, gracias a aquel articulo recordé una experiencia frustrante en mi pasado, y es que yo (un geek sin vida social y con una gran adicción a este  juego de cartas) he pasado por dos o tres momentos en los que me han puesto a elegir entre una relación y el juego, y la verdad, no hace falta adivinar cual escogí (una pista, estoy preparando un deck azul- rojo de daño-control).

Al termino de esta relación, y gracias a Twitter, pude ver como en repetidas ocasiones se publicó información respecto a lo mal que tratamos los jugadores de Magic a las mujeres, claro, siempre exponiendo la parte económica, algo que me molestó sobre manera, ya que me privé de comprar fat packs, boosters, y dados, por lo que hasta ahora me arrepiento, el booster al que le tenía echado el ojo contenía una Stoneforge Mystic que fue abierta frente a mí, aún tengo pesadillas sobre ese día…

Pero bueno, me distraigo del tema (como nunca), en general (no es regla absoluta) los jugadores Magic resultan ser frikis en el buen sentido de la palabra, personas con una fuerte afición a poner el cerebro a trabajar, y ya de paso, con gustos muy peculiares, también son personas con prioridades muy diferentes a las comunes (ojo, no irresponsables o por el estilo, los que conozco son trabajadores muy eficientes, buenos con sus parejas, y algunos jefes de hogar de primera), esto los puede hacer muy diferentes a lo que una mujer busca, ya que no estarán a la moda, no hablarán de lo que la corriente arrastra por el vertedero social, o se comportarán tal cual el modelo de pasarela, y si le das un poco de cuerda, saldrá con sus gustos a flote.

Jugador tipo "Johnny" tomada de wizards.com

El jugador de Magic promedio es la clase de persona que definitivamente una mujer que creció aspirando a ser estrella del pop NO buscará; he de ser sincero, para aguantarse a un friki así se requiere ser una mujer extraordinaria, con habilidad suficiente para guiarlo por el buen camino, y con un pequeño toque de frikismo que le haga sentir cosquillas cuando la pareja se pone a jugar a ser un paladín, suficiente como para ser una damisela en peligro que debe ser rescatada de la toalla del baño (ok, si, más claro que se deje llevar por el juego).

Lastimosamente a los frikis nos suelen llegar relaciones en las que la pareja resulta ser una persona completamente normal (dígase la clase de persona que pone aceite para hervir el agua), a lo mejor tratando de encajar con los inadaptados, que tras uno o dos días ya te pide que madures, dejes los jueguitos, y te pongas a hacer copi-paste del modelo más aneuronal que encuentres, con el principal objetivo de poder estar en la sala como un adorno, ser presentado a las amigas, y darle la vida que tanto merece después del gran trabajo que le costó pintarse las uñas, en otras palabras, buscan a un inadaptado que nadie más vaya a querer, para cambiarlo, hacerlo un maniquí, y superar su falta de cualidades para ir por lo que realmente quiere, no me critiquen tan fríamente, tras cámaras esto pasa a diario, haciendo de frikis felices pobres diablos, de los frikis que conozco, la mitad han pasado por algo así, por lo menos.

Bueno, también se puede dar el caso de que la pareja no sabía de los gustos del sujeto en cuestión, tras un poco de tiempo estos no se pueden ocultar, digo, si llevas a tu novia a la cama de tu cuarto y no se da cuenta de la frazada de Mario Kart y el póster de Zelda en el techo es que realmente está contigo por alguna poción mágica muy poderosa escopolamina, en todo caso, desde el momento en que se da cuenta de la aberración con lentes y granos que está escondida ahí, inmediatamente se pone en labor de redimir su alma, se asegurará de inyectarle suficiente “American Top Model” y Justin la niño narnia Biber como para que se le quite lo blasfemo, y si es religiosa, que alá se apiade de su alma…

En todo caso situaciones como estas lo único que hacen es bajar el animo y la autoconfianza del pobre infeliz, dañando profundamente sus conceptos de lo que está bien y lo que está mal, o le darán aún más confianza en lo que hace, todo está en una pequeña cosa, que tanto le guste su vida.

Desde mi humilde punto de vista, el problema no es el friki del mal que está en esa relación, el problema es la relación en sí misma, el friki busca una relación en la que se pueda sentir en confianza, el “normal” busca seguridad, y ambos buscan en lugares equivocados, el “normal” en la relación será siempre una traba para el friki, ya que le lastrará las posibilidades de hacer algo grande, y sobre todo, algo que le gusta; el friki será una frustración para el “normal”, ya que no tendrá lo que sus cansadas horas en el sofá le hacen merecer, y mientras ambos van llegando a su fecha de caducidad se habran perdido tanto una gran mente para el Magic, los videojuegos, y las ciencias, como una gran cantidad de abono para el jardín de un psicópata que merecería una medalla por ahorrarle oxígeno al planeta.

Bueno, esto es lo que puedo opinar desde mi amargado punto de vista, no busquen oro donde solo hay mocos, que lo “normal” es la nariz del mundo y a lo mucho otro orificio que queda mucho mas abajo y atrás, si una mujer les pide que dejen los juegos, dejen a la mujer, si les pide que cambien de ropa, cambienla por un catalogo de lencería, y si les pide que cambien sus gustos, está en todo lo correcto, cámbienlos referente a las mujeres.

Allá afuera hay una gran cantidad de niñas frikis con buenos sentimientos y bellezas que reflejan como son por adentro, ya aparté una, pero estoy seguro de que quedan más, solo lancen cartas al aire, alguna mujer llegará a preguntarles si se la pueden cambiar, así empezará un verdadero deck amor, hasta mi próxima burrada, omata ne?

Categorías:En general, Magic, Personal
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: